CELEBRAMOS NUESTRA CEPA INSIGNIA: ORÍGENES Y CARACTERÍSTICAS DE LOS MALBEC ARGENTINOS

Argentina ofrece año a año un nuevo terroir o paraje donde nuestra cepa insignia muestra una nueva variante expresiva. Esto sumado a la mano de los cada vez más talentosos hacedores locales, nos permite disfrutar de un universo en permanente evolución.

 

 

¿Y cómo es la expresión de nuestra cepa emblemática entonces?

¡Depende de cuál sea su procedencia!

Al encontrarnos con una gran diversidad de características y personalidades podemos hacer un recorrido interesante… conozcamos entonces las expresiones más características:

MENDOZA

Lulunta, Pedriel, Agrelo:

La característica principal de estas zonas es que desarrolla vinos con narices más dulces, donde la fruta negra y madura se destacan con sus notas de ciruela y mora. De buen color sus taninos se expresan suaves y con sensaciones cómodas.

Tupungato y Tunuyán:

En esta zona los vinos se destacan por desarrollar una muy buena concentración, con gran estructura sólida, que los hace ideales para la maduración.

El color se presenta destacable y sobre todo la presencia de aromas a frutas rojas o el característico olor guindado, que es un reflejo de la región.

Luján de Cuyo y Maipú:

Aquí se obtiene intenso color púrpura con tonalidades violáceas, aromas concentrados de frutos rojos, ciruelas, cerezas y pasas de uvas. En boca se lo encuentra carnoso, de buen volumen y paso untuoso. Se destacan sus sabores a frutas maduras.

 

 

SAN JUAN

Zonda:

Este valle de microclima particular tiene suelos profundos, pedregosos y con alto porcentaje de arena que impulsan en las uvas una maduración más rápida, otorgando a los vinos sensaciones de fruta roja madura, colores vivaces. Vinos carnosos, de buena estructura y taninos amables.

Perdernal:

Este valle particular y único muestra el potencial de san juan para lograr máximos niveles de calidad sus suelos pedregosos de pendientes pronunciadas otorgan vinos con gran presencia de color, perfumes a frutas negras, especias, minerales. muy buena estructura y fresca acidez natural con gran potencial de guarda.

Calingasta:

Este valle tiene gran altitud con suelos arenoso-calcáreos muy permeables con afloramientos rocosos, desarrolla en las uvas una maduración lenta, haciendo que el Malbec adquiera una expresión sedosa y aterciopelada, con narices complejas y notas a frutas rojas frescas, especias (pimienta, aceituna) y paladares de estructura media y retrogusto largo.

 

 

VALLES CALCHAQUIES

Cafayate:

Una zona exclusiva ubicada a 1700 msnm. Mucho sol y gran amplitud térmica que durante el verano recibe un fenómeno climático de presencia constantes de nubes que hacen que este lugar produzca vinos de gran intensidad cromática, lágrimas espesas e interesante estructura.

Aromas concentrados de frutos rojos bien maduros, notas de pasas de uva y hierbas frescas, de paladar amplio y complejo.

Chañar Punco:

En este sitio inhóspito y puro de los valles ubicado a 2000 msnm. solo existen 250 has. plantadas.

Un terroir único, diferente a Cafayate, con un suelo mineral y calcáreo. El clima posee un umbral de amplitud térmica menor, que produce vinos con alta concentración polifenólica, marcada intensidad aromática, notas de fruta madura, notas herbáceas frescas y sensaciones especiadas. De buena presencia en boca y paladar generoso.